Elena Herrera

“Pero el cuerpo no es solamente eso, es también el lugar de toda la sensibilidad, la afectividad, la emoción, la relación con uno mismo y con el otro; lugar de placer, de deseo, de frustración y de angustia. También lugar de recuerdo, de todas las emociones agradables y desagradables, vividas por el niño en su relación con los otros y particularmente con las figuras parentales. Recuerdos indelebles, más ó menos conflictivos, que permanecen inscritos en un inconsciente indisolublemente psico-corporal.”
André Lapierre.

• Fisioterapeuta
• Terapeuta Bobath infantil
• Terapeuta Biogestalt
• Psicomotricista Relacional (actualmente en proceso de formación)
• Colaboro como voluntaria en el área socio educativa de Transkorpore

Leave your thought