ENEAGRAMA

La terapia o seguimiento con eneagrama nos permite seguir profundizado en el viaje de autoconocimiento, actualiza la forma de salir de la neurosis del momento vital y trabajar con las virtudes esenciales para el camino psicoespiritual.

El amor es parte de nuestra esencia, que se encuentra aprisionada por nuestra personalidad o ego, de modo que para recuperar nuestro potencial amoroso debemos liberar a nuestro ser verdadero de los condicionamientos infantiles defensivos que son parte de nuestra personalidad. En un lenguaje alternativo, podemos decir que para llegar al amor necesitamos trascender las limitaciones de nuestro ego y sus emociones destructivas. Pero ¿cómo? Para decirlo en una palabra: a través del autoconocimiento. Pues conocerse es ya un primer paso hacia mirarse desde fuera, que es desidentificarnos de lo que estamos mirando; y ya que el autoconocimiento transforma nuestra relación con nuestras emociones podemos hablar de autoconocimiento transformador.

Resulta, así, que el camino del amor no puede ser considerado separadamente del camino del autoconocimiento, y que la educación afectiva debe pasar por la comprensión de esa parte oscura de nosotros mismos que solemos preferir no reconocer, y que obstaculiza la expresión de nuestro potencial amoroso”  Claudio Naranjo.

Las enseñanzas sobre eneagrama son muy valiosas en el proceso de trabajo sobre sí. Los mapas que presentan los diferentes tipos humanos describen de manera dinámica nueve eneatipos, que facilitan el autoconocimiento ofreciendo una ayuda inestimable para traer a nuestra conciencia los rasgos y automatismos de nuestra personalidad. La propuesta es que cada tipo está configurado por una pasión dominante como aspecto motivacional básico y una fijación que determina la dinámica cognitiva del pensamiento.

Identificación con la máscara o falso yo. “Nuestra vida es manejada por un montón de yoes adquiridos que viven como pensionistas en la casa del SER” Maurice Nicoll

Mi formación como terapeuta comienza casi a la par de una enfermedad que abarca todos los ámbitos de mi vida, y que sirve como detonante de un despertar que no puede ir desligado de un gran dolor. A partir de este momento vital, comienzo un proceso que abarca la formación en Terapia Holística Sincrética y Meditación Vipassana, como base de mi

Leave your thought