PSICOCORPORAL

Horas a consensuar. Atención individual.

En terapia como en la vida, todo lo que es, late a través del cuerpo, y todo lo que late encuentra una expresión corporal. Si no hay presencia de cuerpo, no hay proceso de transformación real. El cuerpo es depositario de nuestra historia de vida, contiene tensiones, placeres, abusos.

Tiene un itinerario biopsicofisiológico que se ha ido moldeando en una coraza muscular a través de la formación del carácter (fijaciones mentales y pasiones emocionales que distorsionan nuestra realidad).

Desde una dimensión holística, buscamos el equilibrio que nos ponga en contacto con lo que sentimos y la situación presente.

Lo que no se expresa se queda grabado en el cuerpo. Y es así como vamos perdiendo energía, perdemos poder, nuestra propia voz, expresión, creatividad y espontaneidad, iniciativa y sentido vital.

Necesitamos expresar lo que nos pasa, a veces, a través de un trabajo físico, energético, dinámico y rítmico. Un trabajo corporal que se enfoca hacia la observación y atención de las sensaciones cinestésicas a través de las metodologías de la biogestalt, el trabajo de arraigo, chi-kung, técnicas atléticas, bioenergética, movimiento auténtico, técnicas de respiración, estiramientos, movimiento expresivo y mediación.

žLa terapia psicocorporal se basa en un aprendizaje vivencial, no sólo conceptual.

žLa escucha corporal amplifica el darse cuenta de las emociones, sensaciones, necesidades de la persona y sirve de canal para su expresión, acción y satisfacción, en una búsqueda de equilibro homeostático entre organismo y el medio.

žProcesos físicos como postura, contención muscular y perturbaciones somáticas, son expresiones significativas de la persona, oportunidades para acceder a aspectos menos conscientes o evitados.

ž La técnica terapéutica se orienta a restaurar el sentido de la totalidad, de la unidad en la persona. Considera que tanto lo somático como lo emocional y mental son aspectos del mismo organismo.

žAquí y ahora. La conexión con el cuerpo nos conduce inevitablemente al presente, una realidad que nos habla de las propias necesidades vitales.

Atiende Federico Marsá. Pedir cita.

Leave your thought